viernes, 18 de junio de 2010

Confesiones de un alma que busca compañerismo.

¿Por qué me ha tocado convivir con gente tan indeseable?
Me he planteado esta pregunta tantas veces que ya ni siquiera le encuentro coherencia.
Según el diccionario el compañerismo es: Amistad o buenas maneras entre compañeros.
Y eso es justamente lo que le falta a más de un@ de las personas con las que desgraciadamente convivo.
Unos porque son tan inmaduros que en lo único que piensan es en darle la razón a cuerpos que pueden sobar.
Otras porque tienen una prepotencia y una superioridad increíble en el cuerpo.
Muchas veces he intentado decir que os voy a echar mucho de menos, intentando borrar aquellas cosas que me han hecho daño, pero creo que no es así por parte de nadie.
Nunca me ha gustado pelearme con nadie pero tampoco me gusta que me increpen por no hacer lo que venga en gana a unos cuantos.
No me gusta que intentéis aparentar una unidad y un afecto que es inexistente partiendo de vosotros mismos.
No me gusta que critiquéis a la gente por su apariencia, por su defectos físicos o porque estudia más que vosotros y menos me gusta que hagáis eso y os llaméis madur@s.
Odio que a quienes creía amigos o simplemente compañeros de verdad te den la puñalada por la espalda yéndose con gente a la que están hartas de criticar simplemente por figurar en la foto y ser importantes.
Odio que os hayáis creado unos roles en el grupo y os hayáis convertido en pura fachada cuando antes eráis personas humildes, simpáticas y risueñas.
Pero lo que más odio es que hagáis daño a la gente sin importaros las consecuencias porque hundir a las personas no está bien y está claro que hacéis máster para superaros en esta materia.
Hasta nunca chicos con complejo de Edipo y chicas que matarían por dar que hablar que vuestros sueños se hagan realidad y os deis cuenta de lo vacíos que estáis cuando esto suceda.

2 comentarios:

La chica impaciente dijo...

Sé lo que sientes. Es muy desagradable...
Te das cuenta de lo que tú creías real tan solo eran relaciones fingidas por puro interés..
Aquellos a quienes creías amigos del alma, que te decían que NUNCA te dejarían de lado, los ves ahora con la gente a la que antes siempre decía que odiaba a muerte... Y todo por interés, puro interés.
Es triste, pero es así.
No sé si es exactamente lo mismo, pero yo también me di cuenta de algo parecido hace ya un tiempo..

Besos!

La chica que desayuna nubes rellenas. dijo...

Lo que tú sientes es exactamente lo que yo siento, es increíble parece que vamos al mismo colegio xD
Y tanto que es triste, no sé creo que la gente ya no va con la verdad por delante, me da pena u.u
Besos! :D